AICAT S.E. firmó convenios para la plantación y cultivo de ajo en la región 

Sociedad 21 de abril de 2021 Por Valle Calchaquí D
Agroindustria Catamarca Sociedad del Estado (AICAT SE) rubricó con los Municipios de Pomán, Tinogasta, Belén y con un privado de Saujil una serie de convenios productivos para la plantación y cultivo de ajo en la región.  
CULTIVO DE AJO 3

Los acuerdos fueron firmados entre Aldo Sarquis, presidente del Directorio de la empresa estatal y el ministro de Inversión y Desarrollo de la Provincia, y los intendentes Francisco Gordillo (Pomán), Daniel Ríos (Belén), Sebastían Noblega (Tinogasta), un empresario de Saujil, conjuntamente con el proveedor de las semillas Guillermo Mustafá Yoma, con el objetivo de lograr que este cultivo de gran rentabilidad se disperse a lo largo de la región.

De esta manera, Yoma proveyó un total de 4.800 kilos de semillas (1.200 kilos para cada parte firmante), que fueron entregadas en forma gratuita a cambio de una participación en la producción que se genere. En ese sentido, el acuerdo establece que el proveedor de las semillas entrega las mismas gratuitamente, recibiendo luego el 50 por ciento de la producción   

Por su parte, AICAT SE aportará tanto la asistencia técnica, a través de los ingenieros Ariel Acosta y Carlos Labrousse, como así también los fertilizantes necesarios para la producción, contribuyendo así con el respaldo profesional y el material nutritivo para el desarrollo de la plantación. En efecto, recibirá el 25 por ciento de la producción, mientras que los Municipios, que aportan el terreno y las tareas de campo, recibirán el 25 por ciento restante.   

La Municipalidad de Pomán, Belén y Tinogasta destinarán el terreno necesario, y será cada comuna la encargada de prepararlo, cultivarlo y realizar todas las labores necesarias para lograr el objetivo de crecimiento apropiado de las plantas hasta la finalización del ciclo, incluida la cosecha.  

En este contexto, las partes establecieron que la producción deberá ser superior a los diez mil kilos por hectárea, siendo AICAT SE y los Municipios los responsables de lograr ese objetivo mínimo.   El control de las labores de campo estará a cargo de la empresa estatal y las comunas en forma conjunta, a través de los técnicos asignados a tal fin.  

Inversor privado

Desde AICAT SE se decidió comenzar el desarrollo del ajo como cultivo, teniendo en cuenta la posibilidad de que aquel pueda llegar a ser estratégico si los productores locales toman la iniciativa de hacerlo en forma privada o con la colaboración de sus Municipios y la empresa estatal.

Este fue el caso del primer inversor privado, que apostó por compartir la mecánica descripta previamente, en la localidad de Saujil. A tal fin, el empresario aportó el terreno junto con el trabajo, y recibirá el 25 por ciento de la producción, la cual le podrá reportar importantes beneficios económicos. 

Emprendimiento redituable

La producción por hectárea de ajo se estima en una cifra no inferior a los diez mil kilos por hectárea. En esta línea, teniendo en cuenta que una cabeza de ajo en el mercado tiene un costo unitario de 50 pesos por unidad, puede advertirse la potencialidad del negocio. 

La producción permitirá el desarrollo de mano de obra de aproximadamente 40 personas. 

En este sentido, el principal aporte de la inversión privada es el trabajo, y desde AICAT SE se adecúan los medios para convertirlo en una actividad redituable.

Valle Calchaquí D

Dirección y Redacción

Te puede interesar