La Zanja de los Cardones está sufriendo una peligrosa depredación irreparable

Made in Calchaquí 06 de marzo de 2014 Por Redacción
Parte del paisaje característico de los valles en su ingreso, es el imponente marco de los cardones, que erguidos cual almas ancestrales, marcan la llegada a los Valles Calchaquíes. La zona de Los Corpitos, o la Zanja de Los Cardones, siempre fueron y son la postal obligada de todo turista. Pero desde hace algún tiempo, se está advirtiendo una gran cantidad de estos cactus lastimados en la parte inferior, lo que a la larga termina con la vida del cardón. Para la especie, por la gran cantidad de afectados, es alarmante y en un corto plazo, podría ser irremediable.

 

Parte del paisaje característico de los valles en su ingreso, es el imponente marco de los cardones, que erguidos cual almas ancestrales, marcan la llegada a los Valles Calchaquíes. La zona de Los Corpitos, o la Zanja de Los Cardones, siempre fueron y son la postal obligada de todo turista. Pero desde hace algún tiempo, se está advirtiendo una gran cantidad de estos cactus lastimados en la parte inferior, lo que a la larga termina con la vida del cardón. Para la especie, por la gran cantidad de afectados, es alarmante y en un corto plazo, podría ser irremediable.

Desde Vallecalchaqui.com, buscamos respuestas a esta situación a la vez que ponemos el tema en boga pues si esto no se frena, podría ser un daño irreparable para la flora autóctona de la región.

Desde la Comunidad Indígena de Amaicha del Valle, el Cacique Dr. Eduardo Nieva, se refirió a la situación y expresó, “, lo que estamos observando en cardones, aquí en alta montaña es cómo se están pelando desde abajo, desde las raíces. Sobre las causas, tenemos nuestra propia consideración y es que debido a la superpoblación de burros que hay, sumado a la falta de pasto, estos animales empiezan a morder los cardones desde abajo, hemos visto como lo hacen los burros y las cabras. La verdad que esto causa un daño gravísimo”, detalló.

Por otra parte, el Cacique comentó que, si bien es cierto hay una ley especial sobre la protección de los cardones, la Comunidad Indígena de Amaicha ha podido encuadrar en la Ley Nacional de Bosques Nativos, un status especial de bosques de cardones. Es la única comunidad que dio una categoría en el marco de la ley de bosques a los cardones, como Santuario Indígena de Bosques Nativos. En ese sentido se está trabajando para ver cómo recuperarlos.

“Esto es un trabajo particular, específico, porque el cardón crece de 1 a 5 centímetros anualmente, así que es difícil de imaginar la cantidad de años que se necesitarían para recuperar un parque de cardones. El tema actual es ver cómo cuidarlo y preservarlo, porque es muy susceptible a que se le haga daño por ejemplo con el tema de los burros. Habrá que articular con Flora y Fauna de la provincia de Tucumán para sacar un poco de animales de la zona y por otro lado, estudiar cuál es el tratamiento que se hará con el daño que ya se ha causado, entre todos tendremos que reaccionar en forma urgente. La verdad llama mucho la atención ver los cardones blancos en la parte de abajo y tarde o temprano se van a estar secando, eso es un daño muy grande”, expresó el letrado.

Todavía no se sabe si la depredación la realizan solo los animales, o si también está la mano del hombre. Hay evidencias que muestran a los animales realizando el daño, pero no se descarta que en algunos casos también pueda existir la mano del hombre. El Cacique Nieva, informó que el cardón secado naturalmente, es lo que tiene que usar el artesano para elaborar sus artesanías, pero muchas veces uno observa a la orilla de la ruta que se venden grandes cardones a pesar de no estar permitido.

“Ante esto, nosotros vamos a reaccionar con un poder de policía, multando a esa gente o decomisando los elementos grandes para que se termine con esa práctica. Lamentablemente si no se concientiza a la gente que trabaja con la madera del cardón, van a tener un tiempo el negocio, pero después, el daño que van a causar a la comunidad será impresionante. Yo no creo que sea el hombre quien esté cometiendo el daño que hoy se percibe en los cardones, yo lo que vi es que sí son los animales, pero no podemos descartarlo también que en forma dolosa se pueda hacer eso para luego ser comercializado. El secado del cardón lleva años, pero no se puede descartar nada como posible depredación. Por eso, en caso de ser necesario se realizará una investigación y se trabajará lo antes posible para reparar el daño que ya está hecho”, agregó Nieva.

Concluyendo, el Cacique informó que también trabajando en el área ambiental y de bosques nativos, se encuentran trabajando con el cuidado de Algarrobos. “Estamos terminando el cierre de 70 hectáreas de algarrobos en Encalilla, terminando eso nos ocuparemos de los cardones también como bosques nativos. Nosotros pensamos que hay que tomar alguna medida preventiva en 2013 pero en 2014 tenemos un proyecto específico sobre el tema. Mientras tanto con las entidades pertinentes, haremos una articulación entre todos, para poder prevenir que se siga haciendo daño”, culminó.

EL Cardón

El cardón es un protagonista obligado en las fotografías de quienes visitan los Valles Calchaquíes. Su crecimiento promedio es de uno a cinco centímetros por año y recién cuando han cumplido medio siglo de vida pueden generar sus características flores blancas, que mueren a los pocos días de nacer dando paso a su fruto, la pasacana, de la que se desprenden alrededor de 80 mil semillas. Increíblemente, en promedio, de aquel grupo sólo una semilla germinará al amparo de la jarilla.

 

 

 

 

Te puede interesar