En el NOA el 62% de los encuestados ratifica que el desplome de la actividad superó a todas las regiones y las perspectivas a futuro son negativas

Sociedad 16 de enero de 2024 Valle Calchaquí D Valle Calchaquí D
Gráfico Estudio 1

Los resultados de la 23ª edición del Estudio de Opinión Construya indican que el 53% de los participantes experimentaron una disminución en su nivel de actividad en los últimos doce meses, mientras que el 34% logró mantener su actividad. En cuanto a las perspectivas futuras, el 46% anticipa un descenso en su actividad, el 27% espera que se mantenga y un 18% prevé un aumento. La incertidumbre cambiaria, afectando al 30%, lidera las dificultades seguida por la menor disponibilidad de financiamiento y el mayor costo de construcción, ambos con un 15%. Entre los facilitadores, la construcción como refugio de valor destaca con un sólido 46%. Las obras privadas nuevas medianas y pequeñas son el segmento que más impulsa la demanda, elegido por el 51% de los encuestados.

El EOC se llevó a cabo entre el 24 de noviembre y el 11 de diciembre del 2023 y participaron 436 profesionales de la cadena de valor de todo el país. Según los resultados, en Buenos Aires, la región con mayor proporción de respuestas, el 50% de los participantes manifestó una baja en su actividad en los últimos doce meses. En el total del país, fue el 53% que informó baja de actividad, y así también lo hizo la mayoría de las actividades. 

 
Entre el 34,6% de los arquitectos y 65.4% desarrolladores, constructores y distribuidores de materiales consideraron que su actividad disminuyó en relación a doce meses atrás. En tanto, 34% mantuvo su actividad y 11% indicó tuvo una mejora en comparación con igual período de 2022.


 

Por su parte, el Indicador de Expectativas Construya (IEC) que mide la opinión de los encuestados de cómo evolucionó su actividad en los últimos doce meses es mayormente negativo a nivel país. En el NOA, el 50% de los que respondieron la encuesta registraron un descenso de actividad, 40% la mantuvo y 7% la aumentó. En tanto los datos nacionales muestran que 53% del total disminuyó su actividad; un 34% sostiene que se mantuvo el mismo nivel y el 11% cree que su actividad se incrementará de cara al futuro.

 
Los principales desafíos que enfrentaron los encuestados de la región NOA al llevar adelante su negocio fueron la incertidumbre cambiaria 29%, el mayor costo de construcción 18%, la menor disponibilidad de financiamiento 16%, la menor inversión en obras privadas, la escasez de mano de obra calificada y la presión impositiva.

 
La construcción como refugio de valor fue el principal facilitador del negocio para todos los eslabones de la cadena de valor. La disminución del precio del metro cuadrado en dólares fue el segundo factor, seguido por el crecimiento de las obras privadas y el crecimiento de la actividad económica.


 

En cuanto a la demanda, las obras privadas nuevas medianas y pequeñas son las que impulsan la demanda en la mayoría de las actividades y en todas las regiones, en esta región registró 21%.

 
La rentabilidad y el tiempo de retorno de la inversión fueron los principales drivers al momento de invertir en construcción, según la encuesta. Es importante destacar que el 81% de los encuestados invertiría en construcción.


 
 

 

En cuanto a las tendencias en la industria de la construcción, un 58% de los encuestados refirió a la sostenibilidad como el principal factor, mientras que otro 21% marcó la digitalización. La integración de la automatización y robótica concentró el 13% de las respuestas y el enfoque en salud y seguridad el 8%.

Últimas noticias
Te puede interesar
Lo más visto