Las 5 mejores manos del Póker Texas Hold'em

Sociedad 02 de septiembre de 2020 Por Valle Calchaquí D
El Texas Hold’em es la modalidad de póker más popular y extendida en el mundo.
poker-3351697_1280


Millones de aficionados a los naipes juegan diariamente a esta modalidad en todos los rincones del planeta, tanto en las mesas de los casinos tradicionales, como en los múltiples torneos de póker online que se celebran en Internet. Una modalidad que ha eclipsado a otras variedades de póker conocidas como el Omaha o el Five Crad Draw en las salas de póker y los torneos más importantes del mundo durante las últimas décadas. De hecho, el torneo más importante de póker a nivel mundial en la actualidad, las World Series of Poker (WSOP) de Las Vegas, se juega bajo la modalidad Texas Hold’em.

Mike Sexton, jugador profesional de póker y miembro del Poker Hall of Fame, dijo una vez, “en aprender cómo se juega al póker se tarda un minuto, en controlar los aspectos del juego, toda una vida”. Una frase célebre que se puede aplicar al Texas Hold’em, ya que sus reglas son muy sencillas. Lo más importante de las normas de esta modalidad de póker es su objetivo: conseguir la mejor mano de cinco cartas con las siete que hay en juego, es decir, seleccionando las dos cartas particulares de cada jugador y las cinco comunitarias (Flop, Turn y River). De esta forma, recordar las combinaciones de cartas que forman las manos ganadoras, y también cómo estas manos se comparan entre sí, es la primera habilidad esencial para cualquier jugador de póker. A continuación, repasamos las cinco mejores manos del Póker Texas Hold’em: de la más fuerte a la más débil.

1.           Escalera real

La escalera real se sitúa en la cima de la clasificación de manos de póker como la mejor mano posible, por lo que es imbatible en el Texas Hold’em. Esta jugada está compuesta por un As (A), un rey (K), una reina (Q), una jota (J) y un diez, todas las cartas del mismo palo (pudiendo ser éste picas, tréboles, corazones o diamantes). Los jugadores deben diferenciar esta jugada de la escalera de color, que está compuesta por cinco cartas del mismo palo en secuencia consecutiva, una combinación inferior a la escalera real. En cualquier caso, la escalera real es una anomalía estadística, ya que la probabilidad de conseguir esta jugada en una partida de póker con cinco cartas es de aproximadamente una entre 650.000. Unas probabilidades que aumentan en el caso del Texas Hold’em, debido a que los jugadores pueden combinar sus cartas con hasta cinco cartas comunes.

2.           Escalera de color

La escalera de color ocupa el segundo lugar en la clasificación de manos de póker, solo superada por la escalera real. Como hemos comentado anteriormente, esta jugada está compuesta por cinco cartas en secuencia consecutiva, todas del mismo palo. Los jugadores de póker de Catamarca tienen un total de 36 combinaciones de manos posibles con las que pueden hacer una escalera de color en una partida. De esta forma, las probabilidades de conseguir esta juega es de aproximadamente una entre 72.192. Esto lo convierte en una mano excepcionalmente rara en las partidas, por lo que es muy deseada por los jugadores, al igual que la escalera real. A pesar de ser una de las mejores manos de póker en general, no es perfecta, ya que puede ser superada por otra escalera de color con la carta más alta.

3.           Póker

El póker es una mano que consta de cuatro cartas del mismo valor y una diferente. En el caso que dos jugadores consigan póker en la partida, gana el que tenga el póker de las cartas más altas, mientras que, si hay cuatro cartas iguales en la mesa, gana el jugador que tenga en sus manos la carta de apoyo más alta. Por lo general, los jugadores no tienen que preocuparse de la fuerza de su mano cuando tienen un póker, ya que es una de las manos más fuertes en el Póker Texas Hold’em. Sin embargo, el problema de esta mano es que las cartas comunitarias de la mesa son tan obvias para conseguir esta jugada, que el desafío es lograr que alguno de los oponentes de la partida realice una apueste cuando tienes un póker.

4.           Full (o Full House)

El full, o full house, está compuesto por tres cartas del mismo valor (un trío) y una pareja de otro valor. Por ejemplo, 10-10-10-2-2 o J-J-J-3-3. Cuando más de un jugador tiene un full house en la partida, la mano ganadora es la que tiene el trío más alto. La mejor combinación posible para el full en póker es cuando el jugador tiene la pareja en la mano y con las cartas comunitarias de la mesa puede hacer el full house, ya que la jugada está más oculta para los oponentes. En cualquier caso, los jugadores no deben exponer más fichas de las necesarias con esta jugada, ya que los rivales pueden esconder un póker en sus cartas. Además, es poco habitual ver un full house en el flop, es decir, en el conjunto de tres cartas boca arriba que se colocan sobre la mesa en el Póker Texas Hold’em.

5.           Color (Flush)

El color, o flush, es la quinta mejor mano del Póker Texas Hold’em. Esta jugada está compuesta por cinco cartas del mismo palo, aunque no es necesario que estén en orden consecutivo. Por ejemplo, Q-10-5-1-2 de diamantes. Cuando dos jugadores tienen un flush, el color con la carta de mayor valor es la mano ganadora. Si en la mesa no hay cartas de igual valor, entonces, por lo general, el jugador no tiene que tener miedo a ningún oponente con esta mano, siempre y cuando no hay una escalera de color muy obvia en la mesa. Incluso cuando esto sucede, las probabilidades de que el rival realmente tenga las cartas para derrotarte son escasas. De esta forma, el flush es una de las combinaciones de póker más ganadoras que existen, ya que puede batir a otras combinaciones más comunes como la pareja, la doble pareja o el trío.

Valle Calchaquí D

Dirección y Redacción

Te puede interesar