UPD: recomendaciones para festejar sin consecuencias

El Ministerio de Salud de la provincia trabaja en diferentes acciones para brindar a la comunidad herramientas de promoción y prevención de la salud.

Sociedad 27 de febrero de 2023 Valle Calchaquí D Valle Calchaquí D

Teniendo en cuenta que, desde hace algunos años, el Último Primer Día (UPD) se instaló como un ritual entre adolescentes que comienzan el último año de la secundaria, el Programa de Salud Integral de las Adolescencias recomienda a los adultos tener en cuenta algunas pautas para acompañar a los alumnos y alumnas en diferentes situaciones que puedan surgir.

La referente del Programa de Salud Integral de las Adolescencias, María del Carmen Villalba, sostiene que “es muy importante el acompañamiento de los adultos en estos procesos, ubicándonos en una función empática y apuntalante”.

Respecto a este nuevo “ritual”, Villalba explica que “son redes simbólicas que permiten duelar la pérdida de aquello que se abandona, una edad, una época, una actividad; funcionan socialmente como núcleos de inscripción de la subjetividad habilitando esos pasajes”.

Recomendaciones para personas a cargo de adolescentes:

Constituir patrulla de adultos responsables (5/6) que acompañan el festejo del UPD, pueden rotar por cada 4 horas, garantizando:

-          Hidratación y comida.

-          Asistencia y acompañamiento en cuidados integrales.

-          Receptividad y empatía.

En cuanto a cómo pueden trabajar desde las instituciones educativas, se recomienda:

-          Trabajar articuladamente con las familias para generar acuerdos y prácticas de contención y cuidado para este evento.

-          Se trata de alojar y contener a las adolescencias y no dejarlos solos.

-          Hacer partícipe a todo el personal de la institución educativa en el desarrollo de prácticas preventivas y de cuidado.

-          Las figuras del personal no docente y preceptores son claves para trabajar el ingreso de los y las estudiantes a la escuela ese día.

-      En el caso de aquellos estudiantes que no puedan sostener la jornada ese día en la escuela, se puede acordar que no asistan o que su retiro sea antes con un adulto responsable.

Para finalizar, María del Carmen destacó la importancia de buscar que las medidas que se tomen, “desde la escuela no sean únicamente prohibitivas o sancionatorias, ya que es necesario abrir los espacios de diálogo y poder reflexionar juntos sobre estas prácticas”.

 

Últimas noticias
Te puede interesar
Lo más visto