Continuan los trabajos en la Quebrada de la Cébila

Sociedad 05 de junio de 2019 Por
Vialidad Nacional avanza con el relleno de las erosiones más importantes de la ruta 60.

Se cerraron dos de los cortes más extensos, entre ellos, el del sector de ‘Mala Vuelta’. Notables avances en 13 de los 17 km afectados. El Ministerio de Transporte, a través de Vialidad Nacional, última los detalles para licitar obras por $400 millones.

El Gobierno Nacional avanza a toda marcha con las tareas de reconstrucción de la RN 60, a la altura de la Quebrada de la Cébila. En los últimos días, la Nación finalizó la etapa de rellanado de dos de las erosiones más significativas del corredor, entre ellas la del sector denominado ‘Mala Vuelta’.

De esta manera, ya se realizaron importantes avances sobre 13 de los 17 km afectados por el temporal que azotó a diferentes regiones de Catamarca a principios de febrero. Las obras, que se desarrollan entre los km 1.131 y 1.148, se centran en el rellenado de erosiones, la limpieza de alcantarillas, y la recuperación de defensas y taludes.

En paralelo, evolucionan de buena manera los trabajos de reconstrucción de banquinas, limpieza de cauce del río, lo que significó un movimiento de suelos de aproximadamente 140.000 metros cúbicos de material removido. Para agilizar el ritmo, Vialidad Nacional construyó una serie de desvíos, instaló un campamento móvil en la Quebrada de la Cébila y contrató un servicio de equipos privado -retroexcavadora, topadora, cargadoras y camiones- que se incorporaron a la obra el pasado 26 de abril.

“Estamos realizando un despliegue inédito para que los catamarqueños puedan volver a circular por la Quebrada de la Cébila lo antes posibles. Desde el Gobierno Nacional estamos destinando todos los recursos disponibles para reconstruir este corredor tan importante para la conectividad de la provincia”, destacó Patricia Gutiérrez, administradora general de Vialidad Nacional.

Nuevos proyectos
Mientras avanza la reconstrucción, Vialidad Nacional elabora un proyecto para la construcción de un nuevo sistema hidráulico que abarca nueve alcantarillas de hormigón que reemplazarán a estructuras dañadas y que también se instalarán en otros puntos del corredor donde son requeridas.

El proyecto se dividirá en dos etapas: la primera apunta a garantizar la circulación de manera rápida y segura por este tramo de la RN 60 y, por tal motivo, consistirá en la construcción de alcantarillas y muros de contención de encauce. Las obras de esta primera fase demandarán una inversión nacional superior a los $185 millones.

La segunda etapa del proyecto incluirá la reconstrucción integral de la cazada además de banquinas, muros de defensa, protección de taludes, obras hidráulicas y de encauce, nuevas defensas y señalización horizontal y vertical. El monto de las obras será superior a los $200 millones.

Las nuevas estructuras y defensas que tendrá el corredor están siendo diseñadas para ser más resistentes y estar adaptadas a los más exigentes desafíos que propone el riesgo climático y fenómenos de características similares, como el ocurrido en la Quebrada de la Cébila a principios de febrero.

Valle Calchaquí D

Dirección y Redacción

Boletín de noticias