“Molina me recuerda un ex presidente: estamos mal pero vamos bien”

Politica 03 de abril de 2018 Por
El diputado provincial del Frente Justicialista para la Victoria (FJV), Augusto Barros, salió al cruce de su par de Cambiemos, Carlos Molina, quien aseguró que la generación de empleo hizo bajar la pobreza.


“Con pulcritud y obediencia debida, ensaya un discurso ajustado al esfuerzo dialéctico desarrollado por el Gobierno Nacional para intentar mostrarnos la existencia de un País en crecimiento que sin duda es tan invisible que resulta inexistente”, criticó Barros.

Y en esa línea sostuvo que en poco más de dos años “la realidad es que el Gobierno Nacional ha profundizado la pobreza y la desocupación, afirmación que surge de los propios datos oficiales”. Para graficar señaló que en este tiempo la caída del salario real ha sido del 7,1% mientras que las jubilaciones han caído el 8,4%.

“Ahora bien de acuerdo a los dichos del propio presidente Mauricio Macri (no lo afirmado por Molina) en 2017 se originaron 200.000 nuevos puestos de trabajo es una verdad a media, por cuanto eso solo alcanzaría para equiparar la caída del empleo ocurrida en 2016, año de reconocida recesión. Pero lo que no se dice es que el 60% de esos “nuevos trabajos” se corresponden a monotributistas, a los que si le sumamos los alrededor de 440.000 argentinos que incrementan la población económicamente activa, es decir aquellos que adquieren edad para insertarse en el mercado laboral), debemos concluir que se ha profundizado la desocupación”, señaló el legislador oficialista.

Para Barros aún se está lejos de sentirse frente a un venturoso futuro, “por cuanto, y sin solución de continuidad, sigue creciendo el déficit fiscal, la inflación acumulada está rondando el 90%, la devaluación se encuentra alrededor del 110% y los tarifazos en promedio han significado un incremento del 1500%”.

Y agregó que “si a esto le adicionamos la irracional apertura de la importación que afecta en general a la Industria Nacional y en particular a las Pymes que no pueden competir por los costos operativos impuestos, la conclusión es el cierre de las mismas y más desocupación”.

Deuda

Por otra parte, recordó que el gobierno nacional ha tomado en general más de 166.000 millones de deuda, parte de ella a 100 años por la que el ministro de Finanzas, Luis Caputo emitió bonos de cancelación con intereses que superan la inflación y que una  porción de esos bonos fueron comprados por la misma sociedad off shore a la que pertenecía el ministro.-

“Si se ha tomado deuda y no es para generación de condiciones de desarrollo nacional y sí para la timba financiera de los expertos en dólar futuro, de las off shore, de los adquirente de bonos con abultados intereses, sin duda que esa deuda requiere de ajuste y ese ajuste solamente profundiza las asimetrías sociales”, enfatizó.

Asimismo el diputado Augusto Barros denunció que mientras gran parte de los funcionarios nacionales tienen sus divisas en paraísos fiscales que “como diría el economista español Jorge Fonseca no es un antecedente de confiabilidad de la economía argentina, el Presidente nos promete lluvias de inversiones que a esta altura me pregunto si tendrá algo que ver con las precipitaciones de la localidad de Atacama (Chile) que con suerte llueve 0,1 mm por año, si llueve”.

“El crecimiento, el desarrollo y las inversiones no existen, porque es un contrasentido respecto al modelo que se impone desde la Casa Rosada que no es novedoso y la conclusión es la única posible: si existe deuda, timba financiera, concentración de la riqueza, sometimientos a los designios de la banca internacional y de las corporaciones privilegiadas, esto solo puede sostenerse con tarifazos, inflación, devaluación, crecimiento del déficit fiscal, pérdida de los derechos de los trabajadores, importación irracional que dan como resultado aniquilamiento de la industria nacional, desocupación, pobreza, indignidad y entrega de la soberanía nacional. Pensar de otra manera es como decir que si el agua es expuesta a 100 grados en lugar de hervir se congela”, concluyó el legislador Augusto Barros.-