La Casa de la Cultura reabrió sus puertas

Cultura 08 de febrero de 2018 Por
La Casa de la Cultura de Catamarca, ubicada en San Martín 533, en la ciudad Capital, presenta nuevas actividades para este año.

 

El espacio que alberga muestras permanentes y en el que se despliegan diversas actividades culturales a lo largo del año, puede visitarse de lunes a viernes de 8.30 a 12.00, y por la tarde de 17 a 20.30, y este sábado de 17.00 a 20.30 durante febrero. En marzo se retomará el horario tradicional de lunes a sábados, con el inicio del grueso de las actividades diseñadas para 2018.

Silvia Pérez, coordinadora de actividades de Casa de la Cultura, señaló que se preparan una serie de charlas alusivas al Carnaval Catamarqueño, en tanto que para marzo se programan diversas actividades vinculadas a la mujer, a la memoria, entre otras temáticas de relevancia histórica, además de los talleres de expresiones artísticas y educativas.

 

Patrimonio catamarqueño

La Casa de la Cultura depende de la Secretaría de Estado de Cultura, y cuenta con tres salas de museo que reflejan el patrimonio histórico, arqueológico, textil y gastronómico de Catamarca.

Además, brinda espacio a instituciones públicas y privadas, como también a artistas independientes para la realización de exposiciones, charlas, cursos, conferencias, seminarios y conciertos.

Ubicada en el corazón del casco histórico, frente a la plaza 25 de Mayo, la Casa de la Cultura se ha convertido en visita obligada para los turistas que llegan a la ciudad Capital.

 

Su historia

La antigua residencia del general Octaviano Navarro, dos veces gobernador de la provincia, ha sido recuperada en su valor patrimonial, arquitectónico e histórico por el Gobierno de la Provincia para convertirse en la Casa de la Cultura de Catamarca.

Esta casona, obra del arquitecto italiano Luis Caravati, ubicada estratégicamente frente a la plaza 25 de Mayo, fue construida durante la primera gobernación de Navarro (1856-1859). Ha sido testigo y protagonista del devenir histórico, político, social y hasta comercial de San Fernando del Valle.

Hoy la Casa de la Cultura no es solo un museo para reconocer el pasado, sino también un centro dinámico para vivir el presente e imaginar y forjar el futuro cultural de Catamarca.

La tecnología, puesta al servicio de la interpretación del patrimonio y aplicada a partir de un importante trabajo de investigación multidisciplinario, ha permitido que la Casa se convierta en un espacio donde confluyen vanguardia y tradición.

En sus distintos espacios propone al visitante un acercamiento a las distintas manifestaciones del patrimonio cultural catamarqueño, su historia, su flora y su fauna, su arqueología, sus sabores, tejido y arquitectura.