Se inauguró la segunda etapa de restauración del Seminario

2013 01/10/2013 Por
La Gobernadora Lucía Corpacci presidió ayer por la mañana, acompañada por ministros y secretarios de Estado, la inauguración de la segunda etapa de la obra de restauración del Seminario Diocesano, trabajo que requirió una millonaria inversión concretada con fondos nacionales.

La Gobernadora Lucía Corpacci presidió ayer por la mañana, acompañada por ministros y secretarios de Estado, la inauguración de la segunda etapa de la obra de restauración del Seminario Diocesano, trabajo que requirió una millonaria inversión concretada con fondos nacionales.

Con gran alegría el Obispo Luis Urbanc y el presbítero Héctor Salas se mostraron orgullosos por la calidad y envergadura de la tarea realizada, y recordaron que “más allá de que compartan o no nuestro credo y nuestra fe, esta es la casa de todos los catamarqueños”.

Salas recordó que comenzó a interiorizarse sobre la situación del histórico edificio por orden del obispo, y con desazón descubrió que el proyecto de recuperación del Seminario estaba “totalmente archivado”.

“Fue entonces que me acerqué a la doctora Lucía Corpacci, que en ese momento era senadora nacional, y fue ella quien me abrió las puertas para que me recibiera José López, secretario de Obras Públicas de la Nación”, con lo cual comenzó a reactivarse el proyecto.

Tanto Salas como Urbanc expresaron su “eterno agradecimiento a la Gobernadora Lucía Corpacci”, porque fue mediante sus gestiones, interés y compromiso que se logró refaccionar el bellísimo edificio. A su turno, el ministro Rubén Dusso valoró también el aporte nacional, esencial para llevar adelante una tarea de gran importancia, que se extenderá ahora en otros sectores del Seminario. Las obras conservación, restauración y puesta en valor del Seminario Diocesano Nuestra Señora del Valle y San Juan Bautista de Catamarca, constan de tres etapas, y representan una inversión del Gobierno nacional de más de 4 millones de pesos.

La propia Presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, señaló al anunciar la obra que “el seminario es monumento de los catamarqueños y de todos los argentinos”.

El Padre Salas recordó que “en el año 2005 Néstor Kirchner salió a la Catedral y visitó la Virgen del Valle, y allí prometió el arreglo del seminario”, y valoró el hecho de que gracias a la intervención estatal “el seminario vuelve a su esplendor”. El edificio del Seminario Diocesano se ubica en el centro capitalino. Los trabajos de refacción y puesta en valor del edificio permiten recuperar un edificio de importante valor histórico- patrimonial, cultural y religioso para los catamarqueños, símbolo de la ciudad y de valor turístico, que sufrió graves daños con motivo de los sismos que la afectaron en el 2002 y 2004.

Son características de este edificio sus cuatro altas torres, dispuestas de a pares con una altura aproximada de 26 metros, con un par de ellas en cada extremo de su extenso frente Sur. A diferencia de tantas construcciones del Noroeste argentino, muchas de adobe, tapia o ladrillos unidos con barro, aquí la mampostería de los muros es de ladrillos cocidos unidos con mortero de cal y arena.

Te puede interesar