Agosto, mes del Chagas

Sociedad 05 de agosto de 2021 Por Valle Calchaquí D
Como todos los años, el mes de agosto se conmemora el mes del Chagas, tomando el último viernes de este mes como “Día nacional por una Argentina sin Chagas”. El objetivo es dar visibilidad a las personas que sufren la enfermedad de Chagas y sensibilizar a la sociedad sobre esa enfermedad y los recursos necesarios para prevenirla, controlarla o eliminarla.
Vinchucas (3)

Debido a su lenta evolución clínica, frecuentemente asintomática la enfermedad del Chagas ha sido considerada como una enfermedad “silenciosa y silenciada”, volviéndola un problema sanitario mundial. Es causada por el parásito llamado Trypanosoma cruzi y, aunque generalmente no presenta síntomas 3 de cada 10 personas pueden provocar complicaciones en el corazón y en el sistema digestivo.

Transmisión del Chagas

A través de los insectos conocidos como “vinchucas” o “chinches” infectadas con el parásito Trypanosoma cruzi. La enfermedad se transmite cuando la persona se rasca sobre la picadura e introduce las heces del insecto infectado en la herida; así también pueden introducirse a través de las mucosas de los ojos o la boca.

De persona con capacidad de gestar a hijo/a durante el embarazo o el parto. Por este motivo, la Ley Nacional 26.281 establece la obligatoriedad de realizar los análisis de Chagas dentro de los controles del embarazo en todo el país y a toda persona gestante.

Por transfusión de sangre o trasplante de algunos órganos de donantes infectados/as.

Al consumir bebidas o alimentos contaminados con materia fecal de vinchucas infectadas.

Por el uso compartido de jeringas en usuarios de drogas intravenosas.

El Chagas no se transmite a través de la leche materna, ni por convivir, besar, abrazar o tener relaciones sexuales con personas con Chagas.

Síntomas

En días posteriores al ingreso del parásito en el organismo, aproximadamente el 8% de las personas infectadas, presentan manifestaciones clínicas generales como fiebre prolongada, diarrea, dolor de cabeza, cansancio, irritabilidad, vómitos, falta de apetito, malestar general. Sin embargo, en la mayoría de los casos, esta etapa inicial pasa desapercibida y sin síntomas.

El 30% de las personas infectadas, desarrollará la enfermedad de Chagas con afección del corazón y/o sistema digestivo. En estos casos, los síntomas tendrán relación con tales afecciones (por ejemplo: dolor en el pecho, palpitaciones, dificultad para tragar, constipación, etc).

El 70% de las personas infectadas pasa toda su vida sin desarrollar la enfermedad.

Tratamiento

El modo de detectar si la persona está infectada es realizar un análisis de sangre. Se promueve realizar el diagnóstico mediante a toda persona que haya vivido en una zona donde hay vinchucas o que su madre o abuela materna hayan vivido en una zona con vinchucas o tenga Chagas.

El acceso al diagnóstico es fundamental para poder realizar el tratamiento correspondiente, ya sea medicación específica para eliminar el parásito o alguna otra intervención médica destinada a disminuir los daños ocasionados por el parásito:

Bebés, niñas, niños y adolescentes con Chagas, pueden curarse si reciben el tratamiento médico adecuado.
Las personas con capacidad de gestar, en edad fértil, al recibir el tratamiento específico reducen notablemente el riesgo de transmitir el Trypanosoma cruzi en sus futuros embarazos (aunque no se puede asegurar que ellas se van a curar).

Las personas adultas diagnosticadas con Chagas probablemente no se curen, pero si reciben el tratamiento y atención correspondientes podrán evitar o minimizar los problemas que pueda producir el Trypanosoma cruzi.

Es importante destacar que de acuerdo a la Ley Nacional 26.281, el análisis y el tratamiento para Chagas son gratuitos y se realizan en todos los centros de salud y hospitales públicos del país. También puede realizarse el diagnóstico y tratamiento en centros médicos privados.

Prevención

Es muy importante que todas las personas con capacidad de gestar y embarazadas sean estudiadas para conocer si tienen Chagas y así poder recibir tratamiento antes del embarazo y/o poder tratar a tiempo a sus hijos e hijas. Toda persona, hija de madre positiva para Chagas, debe ser estudiada para saber si hubo transmisión connatal y poder recibir tratamiento de manera oportuna.

Además, los profesionales sugieren las siguientes medidas de prevención:

Mantener lo más ordenada posible la casa y sus alrededores.
Ventilar diariamente las camas y los catres.
Limpiar detrás de los muebles y objetos colgados de las paredes.
Mover y revisar los objetos amontonados lo más frecuente posible.
Construir los corrales con alambre o palo a pique; si no es posible, cambiar la enramada al menos una vez al año.
Tapar las grietas y los agujeros de las paredes y techos.
Poner los gallineros y corrales lo más lejos posible de la vivienda, para que no entren a la casa las vinchucas que están instaladas en estos lugares.
Procurar que los perros y gatos duerman en un lugar resguardado fuera de la vivienda.
Los palomares constituyen sitios de cría de las vinchucas. Por eso, es necesario impedir que las palomas hagan nidos cerca de las viviendas.
Si el techo es de paja, hay que revisarlo. Si es posible, cambiarlo una vez al año.
Estas acciones cotidianas de prevención se deben complementar con un control químico (uso de insecticidas) a las viviendas con presencia de vinchucas. Esta tarea solo se debe realizar por personal técnico capacitado.

Valle Calchaquí D

Dirección y Redacción

Te puede interesar