Día Mundial contra la Hepatitis

Sociedad 28 de julio de 2021 Por Valle Calchaquí D
   El 28 de julio de cada año se celebra el Día Mundial contra la Hepatitis para concienciar sobre las hepatitis víricas, que inflaman el hígado y provocan diversas enfermedades graves, entre ellas el carcinoma hepatocelular.
hepatitis-c

   El lema de este año es “La hepatitis no puede esperar”, haciendo hincapié en la necesidad urgente de actuar para eliminar esta enfermedad: cada 30 segundos fallece una persona por síntomas relacionados con las hepatitis víricas, incluso durante la actual crisis causada por la COVID-19.

   El director del Centro Único de Referencia (CUR), Alejandro Santillán Iturres, explicó que “los virus de la hepatitis son catalogados como tal, porque la enfermedad principal que producen es la hepatitis que, cuando se vuelve crónica, puede llevar a la cirrosis o al cáncer de hígado”.

   Existen diferentes tipos de hepatitis, “las más importantes son las hepatitis A, B y C; también existe una hepatitis D, asociada a la B, y la E. La A y E se transmiten por vía fecal-oral, es decir, transmisión por alimentos contaminados, mala higiene en el lavado de manos, y la B, C y D por vía parenteral a través de transfusiones de sangre, en la época que no eran bien testeadas, endovenosa, sexual, o transmisión vertical (madre a hijo)”.

   Santillán Iturres remarcó que “hasta el año 2006 la causa más importante de trasplante hepático en niños era el virus de la hepatitis A. Cuando se instala la vacuna en Argentina, que Catamarca inició la vacunación un año antes, en 2005, fue drástica la caída de niños trasplantados por falla hepática secundaria virus A, desapareció prácticamente a los 6 meses de haber inicia la vacunación, fue fantástico ver como una vacuna interviene directamente sobre una consecuencia de salud. También existe una vacuna para la Hepatitis B, a la que podemos acceder todos los habitantes del suelo Argentino, porque es universal y gratuita”.

   La vacuna de la Hepatitis B consta de tres dosis: al día cero, al mes de la primera dosis y a los seis meses de la primera dosis. En el caso de no haber completado el esquema, se puede retomar con las dosis que falten. Esta vacuna previene la Hepatitis B que es una causa de cirrosis y de carcinomas hepatocelular.

   Existe tratamiento y curación para la Hepatitis B y C, las dos enfermedades que más impacto de morbi-mortalidad causan en el mundo, porque son las responsables de estas enfermedades.

   Además, Santillán Iturres indicó que “la hepatitis crónica se trata con un equipo multidisciplinario, por un lado con el patólogo o gastroenterólogo, junto con el infectólogo que indica las drogas y controla los efectos adversos de las misma, y un médico clínico o médico pediatra, en el caso de los niños”.

   Por último, el especialista llamó a la comunidad a “testearse para VIH, Sífilis, Hepatitis A y B, que son las cuatro enfermedades de transmisión sexual para las que nos podemos testear con un análisis serológico, y para las cuatro enfermedades tenemos un tratamiento que nos cambia la historia natural de la enfermedad; las cuatro enfermedades pueden ser mortales si no las tratamos, por eso es importante diagnosticarse”.

   Los testeos pueden realizarse en el CUR, que funciona en el Hospital San Juan Bautista, de lunes a viernes, de 8 a 12 horas.

Valle Calchaquí D

Dirección y Redacción

Te puede interesar