En el CIIC “los chicos se identifican como catamarqueños”

Educación 05 de diciembre Por
Reflexionó la seño Silvia Sánchez, que junto a sus 14 alumnos de sexto grado de la Escuela N°448, Santa María, se integraron a 300 egresados que se hospedaron en la emblemática institución durante la semana pasada.
6° GRADO B ESCUELA N°448 - PRESBITERO BAUDILIO VASQUEZ - SANTA MARIA -

 

Despuntaba el sol, y las delegaciones de Santa María, Tinogasta, Belén, Pomán, Fiambalá, Paclín, Valle Viejo, Andalgalá, Capayán y Capital llegaban el pasado lunes, bien temprano a la capital. Su destino final era el Centro de Integración e Identidad Ciudadana donde los alumnos de sexto grado de escuelas primarias provinciales pasaría una semana completa de diversión y alegría, combinada con diferentes controles sanitarios, cuyos resultados se llevaría con ellos antes de partir de regreso a sus lugares de origen.

Las palabras “integración” e “identidad” no solo se reluce en su nombre institucional, sino que día a día se ponen en práctica en el seno de esta gran casa donde se sienten y disfrutan miles de sensaciones. “En el CIIC los chicos se identifican como catamarqueños y que son de esta provincia, porque nosotros vivimos tan alejados …”, reflexionó la seño Silvia Sánchez, que junto a sus 14 alumnos de sexto grado de la Escuela N°448, Santa María, se integraron a 300 egresados que se hospedaron en la emblemática institución durante la semana pasada. Entre las sensaciones que vivieron sus alumnos, la seño comentó que ellos conocen la teoría sobre los departamentos de la provincia “pero aquí lo pueden vivenciar con el contacto con chicos de Belén, de Tinogasta, de Pomán y se llevarán muy adentro de su ser que son catamarqueños”, aseguró la docente que estaba pendiente de las llamadas y mensajes de los padres que desde Santa María preguntaban por sus pequeños.

 

Integración

La integración en CIIC está dada por la conformación de cada una de las delegaciones que visitan la emblemática institución semana a semana. Así también se da por las relaciones que se entablan entre docentes y alumnos de las diferentes escuelas y lugares de Catamarca. Tal es así que mientas la seño Silvia de santa María miraba de lejos a sus alumnos, llegada desde Tinogasta, a la seño Viviana Toledo Escuela N°223, Santa Rosa se le entrecortaba la voz mientras contaba su anécdota. Llegaban a San Fernando, y el caserío y las luces a lo lejos les llamó la atención. “Uno de ellos me preguntó: ¿seño todo eso es Catamarca? Y yo le explique que Catamarca somos todos, que todo lo que veía era San Fernando, la capital”, comentó visiblemente emocionada la docente. Según la docente, al llegar al CIIC “a los chicos no le alcanzaban las corneas para mirar todo”, está claro: ellos no esperaban un recibimiento, no esperaban ver tanta cantidad de chicos, no esperaban ver tantos profesores y me dijeron: “Faa seño y todo esto es para nosotros? No esperaban ver tantas cosas, en realidad no esperaban muchas cosas, como que se les provea de shampoo o crema enjuague, que se les provea de elementos de higiene aunque ellos habían traído” aseguró la docente tras comentar que sus alumnos llegaban por primera vez a la capital, ya que se trataba de hijos de familias de escasos recursos y que gracias al programa “Jugamos, Aprendemos y Compartimos Nuestras Cosas” “tuvieron la oportunidad de acceder a lo que quizás dentro de mucho tiempo recién puedan acceder, cuando sean profesionales y puedan”, dijo la seño Viviana.

Ellos conversan con todos, entre todos, pero en la hora de las comidas los profes y seños coordinadores también viven integración den el CIIC a flor de piel.  “Que un niño de Belén o de Andalgalá te diga seño puedo ir al baño, te hace dar cuento que “soy seño de todos, uno se siente realizado”, afirmó la seño Viviana que antes de salir a ver a sus 22 hijos del corazón reconoció que “ver sus caritas y las expresiones, que tengan la posibilidad de conocer una escalera mecánica por ejemplo, o que ellos se sientan en un hotel, ver sus rostros y expresiones de asombro no tiene precio”, aseguró la seño de Santa Rosa antes de seguir de cerca los pasos de sus alumnos.

Te puede interesar