Investigaciones arqueológicas en Agua Amarilla

San José 19/05/2017
El equipo de arqueólogos dirigido por la Lic. María Cristina Scattolin (CONICET-Instituto de las Culturas) con el permiso de la Dirección Provincial de Antropología de Catamarca (DPA nº06/17) llevó a cabo tareas de investigación arqueológica en el área de Agua Amarilla, Volcán y El Alto. Los trabajos fueron realizados con el consentimiento del Cacique Ingamana, Sr. Julio E. Arnedo, y el Presidente de la Comisión de la Capilla de Agua Amarilla, Sr. Julio Guitián.
Ver galería
1 / 4 - Alumnos de la Escuela No. 33 de Agua Amarilla, Maestros y Directora en el Sitio Arqueológico


Las tareas de campo estuvieron a cargo de la Dra. Leticia Inés Cortés y contaron con la colaboración de los arqueólogos Dra. María Fabiana Bugliani, Dr. Lucas Pereyra Domingorena, Lic. Sofía Fernández Sancha y Lic. Leda Moro (CONICET-UBA y Universidad Nacional de La Plata). 
Las actividades realizadas tuvieron distintos objetivos, incluyendo excavación, confección de planos (mapeo de sitios arqueológicos) y prospección (caminar por la zona a fin de observar la presencia sitios y restos arqueológicos). 
Las excavaciones se llevaron a cabo en el sitio Corral de Goyo (que hemos llamado así en referencia al corral actual de Don Gregorio Guitián que se encuentra dentro del predio del sitio) ubicado en la localidad de Volcán, al norte de Agua Amarilla. Este sitio arqueológico presenta al menos 40 estructuras circulares o semi-circulares de piedra visibles en superficie. La mayoría de ellas, debido a sus grandes dimensiones (más de 20 metros de diámetro), se estima que habrían funcionado antiguamente como corrales para el ganado o áreas de siembra. Otras estructuras circulares más pequeñas, agrupadas de a dos o más, podrían en cambio, haber sido casas o puestos temporarios de los antiguos pobladores del área.
Uno de estos pequeños recintos fue elegido para realizar las excavaciones arqueológicas. El recinto -denominado R15 por nosotros- forma parte de un grupo de dos recintos (R15 y R16) unidos por una puerta constituida por dos jambas verticales orientadas en sentido E-O.  Solamente la mitad del recinto R15 fue excavado, lo que equivale a unos 10m2 de superficie excavada, aproximadamente. La excavación se realizó siguiendo técnicas arqueológicas, esto es, delimitando la zona en cuadrículas de 1x1m, retirando con cucharín niveles de tierra de 10cm, registrando la ubicación precisa de cada hallazgo, tamizando en zarandas la tierra retirada para recuperar hasta el más mínimo fragmento y tamizando en agua (técnica denominada “flotación”) algunos baldes de tierra a fin de recuperar pequeñas semillas o granos vegetales carbonizados no visibles a simple vista. 

Te puede interesar