Fuerte malestar y duros cuestionamientos por la adjudicación directa de obras en Cafayate

Cafayate 23/03/2017
Con una nota dirigida al Concejo Deliberante local, se hizo conocer el malestar de muchos sectores por las adjudicaciones siempre a los mismos y la falta de mecanismos transparentes, licitaciones o concursos de precios que impuso el almedismo en la Municipalidad.

Al malestar se suma la desconfianza que generan en la comunidad tanto las adjudicaciones de obras como las compras directas que son la regla y norma en la actual gestión.

A través de una carta fechada el 8 de marzo pasado, Silvio Aguirre Retamozo hizo conocer a los concejales el disgusto y malestar que generó en diversos sectores de Cafayate la adjudicación de las obras del denominado Parque de la Familia en la zona de los módulos.

Se trata de una inversión del gobierno nacional de 28 millones de pesos que debe ser ejecutada por la Municipalidad de Cafayate. El malestar está centrado en que lo que se supone que debía producir una importante generación de mano de obra en nuestra ciudad, volvió a quedar en  manos de quienes hasta aquí ejecutaron, con serias deficiencias y sospechas, toda obra que pasó por la gestión de Fernando Almeda.

Llamativo resulta también que semejante monto, la inversión más importante de los últimos 15 años en Cafayate, sea direccionado en adjudicaciones directas con argumentos hartos sospechosos y que terminan en los mismos beneficiarios de siempre. Para cualquier ciudadano de este u otro país resultaría extraño que 28 millones de pesos sean adjudicados directamente sin el paso obligatorio de una licitación.

El malestar se extiende cuando se empieza a conocer de a poco que muchas de las obras que manejó el almedismo, generalmente inconclusas, fueron entregadas a varias cooperativas que no son de Cafayate, excluyendo de esa manera a otras de nuestro Departamento las que podrían generar mano de obra local.

Extraño también resulta el dato de que esas cooperativas foráneas no ejecutan directamente las obras, sino que tercerizan los trabajos, pero siempre en la misma cooperativa, la denominada 23 de Mayo. Es decir que se adjudican obras a quienes no las ejecutan pero que sí se llevan un importante porcentaje por el solo “trabajo” de subcontratar.

En la misiva al Concejo Deliberante, Aguirre habla de discriminación a otras cooperativas cafayateñas que no sean las muy cercanas al Intendente, direccionando las obras hacia  una beneficiaria en particular, lo mismo que a una sola y misma empresa siempre.

La nota también repudia las declaraciones públicas del presidente del Concejo Deliberante, el ultraalmedista Marcos Arjona, justificando la adjudicación directa de las obras en que nadie se quejó por el sospechado mecanismo impuesto por el Intendente Almeda desde su legada a la Municipalidad de Cafayate.

El siguiente es el texto completo de la nota enviada por Silvio Aguirre al Concejo Deliberante de Cafayate:

                                                                                                                                                                          Cafayate 08 de Marzo de 2017.

Sr Presidente del Concejo Deliberante de Cafayate

Sr. Marcos Arjona

S____________/___________D

 

                                               Nos dirigimos a Usted y por su intermedio al resto del cuerpo deliberativo a fin de hacer conocer nuestro descontento y molestia por el tratamiento que se  dio y da a la nueva obra a implementarse en el barrio Finca el Socorro conocido también como los módulos, la cual es financiada por el Estado Nacional a través del  Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda – Sub Secretaria de Habitad y Desarrollo Humano.

                                               Puesto que nuevamente se direcciona en un solo sentido un bien preciado de los cafayateños y de toda la humanidad como lo es el derecho al trabajo y la posibilidad de dignificar nuestros hogares con el sudor de nuestra frente.

                                               Impotentemente vimos, vemos y veremos como quienes no coinciden con los principios y actitudes políticas del Ejecutivo Municipal en la persona del Sr. Néstor Fernando Almeda y sus representantes en el Concejo Deliberante encabezados por su persona, son discriminados, proscriptos y exiliados, aun viviendo en el municipio, por el solo hecho de pensar distinto y mirar el mundo de una manera diferente y querer que la ciudad de Cafayate tenga una mejor calidad de vida para todos, incluyendo nuestras familias, como todo hijo de esta tierra, que la ama profundamente, rememorando otras épocas oscuras de nuestra historia argentina y especialmente de Cafayate, las cuales nos resistimos a seguir viviendo constantemente más aún si tenemos en cuenta que estamos en pleno siglo XXI.

                                               Es por eso que repudiamos enérgicamente sus declaraciones radiales donde anunciaba detalles de la implementación de la obra y confirmaba lo que ya era un secreto a voces entre todas las Empresas Sociales del medio, que nuevamente las empresas contratadas serán las mismas de siempre y que socarronamente y cínicamente infería que nadie más se presentó a la convocatoria y no cundía el malestar en el resto de los afectados, como somos nosotros.

                                               Es por lo ante expuesto que a continuación detallaremos los puntos que creemos centrales a la hora, y repito, “de mostrar nuestro malestar y repudio “.

 

  • La ordenanza enviada y aprobada en el cuerpo deliberativo está plagada de palabras redundantes sin obligaciones claras impuestas al Ejecutivo Municipal, lisa y llanamente un cheque en blanco que se rellenó el día 7 de Marzo del corriente.

 

  • La actitud del Secretario de Obras Públicas, Sr. Ignacio Carón, de esconder deliberadamente los aspectos técnicos de las obras, algo indispensable para cualquier empresa seria que tenga intenciones de participar de la convocatoria.

 

  • La nula invitación que se les hizo a las restantes cooperativas del municipio para participar de la convocatoria, infiriendo también que no existen en el municipio 17 Cooperativas con distintos objetos sociales en nuestra ciudad, que según sus posibilidades podrían aportar a la obra.

 

  • El menoscabo que se hace al orgullo, valía y posibilidad de la autodeterminación cuando se anuncia por los pasillos que quienes quieran participar solo lo pueden hacer renunciando a lo antes mencionado y asociarse a las Empresas Sociales adjudicadas.

                                                                                                            Así mismo también queremos hacer conocer nuestro malestar al resto del cuerpo deliberativo que por pereza mental,  o vaya a saber qué intereses, desconoce a propósito, como es costumbre, el reclamo e inquietudes de otro sector de la sociedad que ve tristemente como pasan sin pena ni gloria las oportunidades en Cafayate y que solo alcanzan a unos pocos privilegiados.

                                                                                                           Sin más que agregar y con la esperanza que nuestra misiva los invite a la reflexión que no es el pueblo quien está al servicio de los políticos sino al revés, los políticos al servicio del pueblo.

 

                                                                                                                                                       Atentamente

                                                                                                                                           Silvio Aguirre Retamozo.

Fuente: RadioCafayate.com

Te puede interesar