El Gobierno presentó a la descendencia de los reproductores del Plan Toro

2014 14/07/2014 Por
En un acto popular llevado a cabo el sábado en la Sociedad Rural de Catamarca, fueron presentados los terneros nacidos de la cruza entre los reproductores de alta genética entregados por el gobierno en 2012 con las vacas criollas de que disponían los productores en sus rodeos habituales.

En un acto popular llevado a cabo el sábado en la Sociedad Rural de Catamarca, fueron presentados los terneros nacidos de la cruza entre los reproductores de alta genética entregados por el gobierno en 2012 con las vacas criollas de que disponían los productores en sus rodeos habituales. Si bien los corrales albergaron alrededor de 240 animales –muchos de ellos con sus respectivas madres- este lote es apenas una muestra que pertenece a los productores y asociaciones ganaderas de los departamentos más cercanos a la Capital, ya que a esta altura del programa son miles los hijos de los toros de raza pura que adquirió el Gobierno provincial en toda la provincia.

El acto contó con la presencia de la gobernadora Lucía Corpacci, el ministro de Producción Raúl Chico, el secretario de Agricultura, Ganadería y Agroindustria Eduardo Toledo, autoridades de la Sociedad Rural, representantes de instituciones vinculadas al quehacer agropecuario, y cientos de productores y criadores que llegaron desde toda la provincia.

Lucía definió el avance del plan ganadero como “un sueño que se va haciendo realidad”, y aprovechó la oportunidad para explicar, a grandes rasgos, los ejes de su plan de reactivación productiva.

 

“El dedo en la llaga”

 

A propósito de las críticas que recibió el Plan Ganadero desde sus inicios, el ministro Chico invitó a quienes no creían a que “metan el dedo en la llaga como hizo el apóstol Tomás. Aquí están los hijos de los toros, todos pueden verlos, ahí pueden meter el dedo en la llaga. Lo que verdaderamente nos importa es que el productor es el que nos creyó y confió en nosotros”. Al mismo tiempo, Chico agradeció al ex ministro de Producción Ángel Mercado, a quien calificó como el “promotor fundamental de esta decisión”.

La cruza de los reproductores con el rodeo criollo tiene por objetivo mejorar la calidad genética de la carne que se produce en Catamarca, tendiendo al autoabastecimiento de la provincia. Al respecto, Chico reveló que “cuando recibimos el gobierno la producción estaba devastada. Apenas producíamos el 15% de la carne que consumimos, el 2% de los huevos, el 0% de los pollos y algo de verdura y hortalizas que encima los productores no pueden vender dentro de Catamarca. Hace 20 años se producían 60 millones de kilos de uva en Tinogasta y hoy estamos en 8 millones; llegamos a hacer dos millones de kilos de pimiento para pimentón y hoy estamos en 400 mil kilos; el olivo llegó a emplear a dos mil trabajadores y hoy tiene 700 puestos. Eso es haber abandonado la producción, por eso nosotros vinimos a revertir eso”, sentenció Chico.

Durante la jornada ganadera también se expusieron los mega-fardos de alfalfa que habitualmente se utilizan para alimentar al ganado en las épocas de crisis alimentarias propias de las zonas semi-áridas, y la infraestructura (cepos, corrales y mangas) con la que se construyen cientos de Centros de Manejo Ganadero en diferentes puntos de la provincia.

Luego de los discursos, los productores asistieron a dos charlas técnicas sobre manejo de los rodeos en situación de sequía, y otra sobre forrajes, a cargo de especialistas del INTA Santiago del estero y del INTA Cruz del Eje.

 

Convenio con el Colegio de Escribanos

 

Por otra parte, en el mismo acto, la gobernadora y el ministro Chico suscribieron un convenio con el Colegio de Escribanos por el cual los profesionales del notariado se comprometieron a establecer aranceles diferenciados en los trámites y gestiones de créditos que benefician a productores y empresarios a través del Ministerio de Producción. Este convenio es extensivo a trámites de la regularización dominial de propiedades inmuebles que los aspirantes a tomar empréstitos deben realizar y que actualmente les resulta oneroso.

 

Discurso completo de Lucía

 

“Para mí es un motivo de alegría enorme estar compartiendo esta mañana con ustedes. Sinceramente a mí me habían dicho que veníamos a ver los toritos, no me dijeron que había acto, así que yo estoy así, muy para disfrutar de la mañana… me falta el mate y el bolso nomás.

Yo les preguntaba si en otras oportunidades se habían hecho estas exposiciones hubo exposiciones como éstas, viendo la mejora genética de nuestros animales. Y quiero contarles que esto que estamos viviendo hoy es para mí un sueño que se va haciendo realidad.

Antes de asumir el Gobierno hablábamos con Ángel, que es mi marido y luego fue ministro de Producción, preguntándonos cómo podíamos hacer para que nuestros pequeños productores, para que nuestro interior se recuperara; porque se habla muchísimo de que tenemos que industrializar, de que la Provincia tiene que generar puestos de trabajo, pero bueno, ¿de dónde?¿qué industrializamos si no tenemos producción?

Si no empezamos a alentar a los pequeños y medianos productores, y también acompñar a los grandes productores para que sirvan de tracción de los más chicos, es muy difícil decir que vamos a industrializar.

Por eso nos sentamos a planificar la Provincia y dijimos: la carne que comemos no es de Catamarca, los pollos que comemos no son de Catamarca, los huevos que compramos no son de Catamarca, la vid que producíamos en años anteriores cada vez es menor. Catamarca supo exportar dulce de membrillo, y hoy salvo el consumo doméstico parece que no existe la producción de membrillo. Somos la primera provincia productora de nogal, y sin embargo cuando uno va a los grandes centros urbanos la nuez dice Mendoza, San Juan… no dice Catamarca. Supimos ser los mayores productores de pimentón, y ahora el pimentón que sale es de Salta y no de santa maría.

Cuando uno salía a recorrer la Provincia, el primer reclamo del interior era la falta de agua y fíjense, comparativamente con La Rioja, no es que no tengamos agua. Es que el agua no se aprovecha y se desperdicia porque no tenemos sistema de riego como corresponde.

Tomamos entonces como primera decisión que ni un peso del PROSAP -programa que es un préstamo para la Catamarca, porque no es una cosa que viene del cielo: lo pagamos y lo vamos a pagar todos los catamarqueños-, ni un peso se destina a otra cosa que no sea agua para nuestros productores, y por eso tenemos el programa de riego de Los Altos que está próximo a inaugurar con canales como deben ser –que no los rompan- para que lleven el agua a cada una de las fincas en una distribución controlada, responsable y a tiempo.

Por eso lanzamos el programa de riego Pomán-Belén, que es un sistema de distribución del agua presurizado para que los productores la tengan en el momento oportuno y no en cualquier momento, y también para que la puedan almacenar cuando no la necesiten.

Pero también dijimos. Está bien, les damos el agua, los podemos asesorar para que produzcan mejor… pero si la gente produce y no tiene dónde vender o tiene que vender por centavos, de nada sirve ese esfuerzo.

Y hay que convencerlo al productor que se puede vivir bien o se puede vivir mejor, cuando uno se dedica a la producción como supo ser en alguna época. Mi abuelo crió sus hijos y los hizo estudiar, sembrando y vendiendo tomates en Chmbicha. Podría decir la gente de Belén, de Tinogasta, que vendiendo su nuez y sus viñedos podía vivir bien.

Por eso es que se creó la empresa Agroindustrial, como un ente que interviniera entre el productor y la comercialización. Que pudiera aunarlos a todos, pagarles un precio justo y salir al mercado en el momento que el producto tuviera mejor valor, o con un volumen suficiente que hiciera posible sacarlo a los grande scentros de venta. Esa es la diferencia.

El otro día leí en un diario que decía, y salí la foto de los viñedos de Tinogasta, que estaban abandonados. Y es cierto… ahora, ¿están abandonados desde el año pasado? No, vienen abandonándose históricamente, como vienen abandonándose históricamente la producción en toda nuestra provincia. No la vamos a recuperar en un año.

Pero las pruebas al canto: el año pasado se compraron creo que dos millones de kilos de uva para mosto, y este año se compraron cuatro millones de kilos. Es la diferencia: quiere decir que la gente, entre un año y otro, cuando le compramos a un valor justo el producto, deicidió cuidar su fina, decidió invertir en su fina; porque realmente vale la pena el trabajo cotidiano.

Nos pasó otra situación distinta: el año pasado intervenimos en el precio del membrillo. Y también voy a hacer otra mención ahí. Porque, ¿de dónde sacamos los fondos para intervenir en el precio del membrillo? De la empresa estatal minera, porque ahí está la esencia. La minería tiene que dejar recursos para que podamos intervenir en la producción. El año pasado, con fondos de la empresa estatal minera salimos a intervenir el precio del membrillo, entonces los productores lo vendieron a un precio justo, competitivo. Pero fíjense, ya este año no tuvimos que intervenir, porque nadie fue a comprar por menos de lo que ofrecía la empresa estatal: ahí es donde está el Estado. Ahí es donde debemos estar. Nosotros no queremos competir con nadie, simplemente queremos garantizar que nuestro productor venda a precio justo.

Estamos lanzando un programa igual, bueno, ya se está ejecutando, ya se compró casi todo, con la nuez. Les hemos distribuido a los distintos intendentes fondos para que salgan a comprar la nuez a los productores a precios justos, para que la procesen en su lugar, la pelen y la envasen al vacío (porque tenemos plantas procesadores de nueces en La Puerta, Pomán, Londres, Puerta de San José), y sacamos la nuez envasada al vacío para ponerla en el mercado. Si Dios quiere este año vamos a exportar nuez de Catamarca como nuez catamarqueña, y nos vamos posicionando de manera distinta.

Y en relación a este sector productivo ganadero. Yo me acuerdo cuando hablábamos con Ängel y ahora hablamos con el ministro Raúl Chico… ‘Esos toros sobrevivirán, no sobrevivirán, son tan caros…’. Porque la verdad que cuando a mí me decían el precio de cada uno de los toritos me daba como escalofríos. Tamaña inversión y que después no dé frutos… Tuvimos muchísimas críticas con esto. Que los toros se habían muerto, que los toros no estaban. El año pasado hicimos una primera muestra, y había un torito (no es que había uno solo, pero en la muestra había un solo ternero) y hoy tenemos 240 terneros hijos de esos toros, en donde ya se ve la genética. ¿Y por qué lo hacemos?

Hoy vemos estos toros, que puedan ser la carne que vamos a consumir progresivamente los catamarqueños sin que tenga que venir carne de Córdoba o Buenos Aires. Pero este programa no es solamente haber comprado los toros de buena genética, sino que los pequeños productores recibieron de parte del Estado 29 silos con maíz permanente, que no es regalado. La primera tanda fue entregada gratuitamente, pero luego cada uno de los productores tuvo que ir a comprar para que se pueda reponer ese maíz, nada más que en un precio accesible para los productores. Y asistimos con alfalfa, y asistimos con forraje, en las peores épocas de sequía que tuvo nuestra provincia.

También creo que esa es una concepción distinta: no es el subsidio, no les estamos regalando todos los años y todos los meses algo. Estamos simplemente acompañándolos desde el rol que tiene el Estado para que ustedes puedan crecer. Pero no van a crecer si ustedes no ponen el esfuerzo de todos los días para que esto sea posible, y esa para mí es la esencia, ese para mí es el cambio.

Pero vayamos un poquitito más adelante. Queremos ir más adelante. El intendente de La Puerta el año pasado, en medio de la crisis, hizo el Centro de Engorde, donde tomó el ganado de todos los pequeños productores de la zona, que no los podía sostener; los juntó a todos en un corral para que tuvieran agua y forraje, en un trabajo mancomunado con el Ministerio de Producción. Así pudo tener un ganado de mucho mejor calidad y los productores pudieron vender su ganado a buen precio. Nosotros avanzamos ahora en crear varios centros ganaderos, y les hemos comprado mangas, cepos, corrales, todo lo que necesitan para poder tener esos centros de engorde.

En definitiva yo creo y confío plenamente en que Catamarca y nuestros productores pueden y deben empezar a producir a mayor escala para que podamos consumir nuestra producción local.

También quiero felicitar al intendente Carletta, porque él tiene –para los que no sepan- un emprendimiento de huevos, que es modelo. Tiene los galpones donde tiene las gallinas en las jaulas, con un sistema de duchas, refrigerado. Yo ví el primero y me cuenta que ya van por cuatro galpones: tenemos que intervenir con los supermercados y comercios locales, y si Dios quiere muy pronto todos los huevos que se consuman en nuestra provincia sean catamarqueños. Y el intendente Saavedra también tiene su polo avícola, está trabajando con Carletta, y ese es el entramado que vamos haciendo entre todos.

También es importante que les diga que en este entramado, que donde íbamos a hacer las lagunas cloacales en Antapoca, que las cambiamos de lugar. El terreno inicial, todas esas hectáreas, van a estar destinadas a alfalfa, para que podamos producir alfalfa con la empresa AICAT, y se la podamos vender a los productores a un precio accesible para alimentar a su ganado.

Y así vamos haciendo entre todos, cerrando este círculo que nos beneficie y nos haga crecer a los catamarqueños.

También es importante que ustedes sepan que existe el monotributo rural, y en esto hemos trabajado muchísimo con productores, fundamentalmente de Tinogasta y Fiambalá, porque lo que les pasa muchas veces a los pequeños productores es que no tienen jubilación, aportes ni obra social. Con el monotributo social pueden ingresar a un sistema donde tienen obra social, aportes jubilatorios, y van planificando algún tipo de protección para el futuro.

Y otro ejemplo a mostrar como lo público, lo privado, las instituciones, los pequeños y los medianos, podemos trabajar conjuntamente y nos beneficiamos mutuamente. La vez pasada con el Colegio de Escribanos y el Instituto Provincial de la Vivienda se firmó un convenio para la regularización dominial de muchos catamarqueños, y ahora están firmando este convenio con el Ministerio de Producción, como hicimos oportunamente con el Colegio de Ciencias Económicas para trabajar a un precio accesible con las pequeñas cooperativas y asociaciones civiles, en sus balances, la regularización de sus cuentas. Es una muestra clara de que todos, estemos donde estemos, aportamos algo para que nuestra Catamarca en serio crezca, y en serio cambie”.

Te puede interesar