La Bodega Comunitaria de Amaicha continúa con la edificación integradora

2014 11 de julio Por
En la localidad tucumana de Amaicha del Valle, y en el marco del proyecto “Buen Vivir”, las obras de BODEGA COMUNITARIA forman parte de un proyecto integral de política indígena del valle. Así manifestó el Maestro mayor de obra, Adrián Rodolfo Villalva, quien actualmente está al frente de una obra histórica para el valle.
[caption id="attachment_16673" align="aligncenter" width="670"] Rodolfo Villalba[/caption]

En la localidad tucumana de Amaicha del Valle, y en el marco del proyecto “Buen Vivir”, las obras de BODEGA COMUNITARIA forman  parte de un proyecto integral de política indígena del valle. Así manifestó el Maestro mayor de obra, Adrián Rodolfo Villalba, quien actualmente está al frente de una obra histórica para el valle.

Se trata de un trabajo que, una vez finalizado, no sólo tendrá una bodega sino también espacios para artesanos y lugares propios para que el turista pueda volver a visitar. La misma está ubicada en Encalilla a minutos de  Amaicha del Valle.

“Es un proyecto Desde la agroindustria más precisamente de la vitivinicultura de acuerdo  a la experiencia de las cepas del Amaicha” comentó Villalba. Este proyecto busca seguir con las prácticas tradicionales  y la generación de fuente de trabajo. De esta forma busca producir vinos de alta gama.

La misma está integrada por pequeños productores del lugar quienes buscan ampliar el panorama de Amaicha a la región.

Emplazada en Encalilla, donde ya tienen dos pozos de extracción de agua funcionando, pero lamentablemente con altos costos. Esto permite trabajar con instituciones como el INTA, para  el aprovechamiento del recurso agua que es un problema en Amaicha. “Es una pata importante para la producción de acá” sostuvo Villalba. La bodega ya integra muchas cosas que tienen que ver con el desarrollo. “Aspiramos a un buen vivir en armonía con la madre tierra, desde esa mirada y no cualquiera” continuó diciendo.

“Tenemos previsto abrirla, la primera vendimia el año que viene. Ya se hizo la parte gruesa que es la mampostería de piedra. Acá eso se iba perdiendo, algunos lo usan en los sócales sobre simiente, pero debidamente colocado por normas de seguridad permitirá construir una divisadero” es precisamente una terraza donde tendrá una fuente donde la gente podrá visitar y sacar fotos.

Comentó algunos espacios físicos que tendrá la bodega. Tendrá una Zona de degustación, un asador.  Desde la parte Industrial, se podrá visitar el lugar de recepción de la uva, el prensador, despalillado y  la fermentación. También el Embotellado, fraccionamiento y etiquetado.

Por otro lado comentó que en el lugar se construye una plaza de los artesanos  que concentrará a trabajadores en cerámica, tejidos, dulces entre otros. “Se pretende lograr una estadía para los visitantes, donde las casas sirvan como alojamiento. Un punto importante es el trato con el visitante”  sostuvo.

El criterio para esta construcción se tomó en cuenta de los sitios arqueológicos hechos con piedras. Con muchos stand con baños públicos, con estacionamientos. Volvió a remarcar el tiempo de inauguración “Nuestro plazo inmediato es la vendimia que viene. Tiene que estar listo para esa fecha, pero si la terminamos antes, mejor”.

Asimismo el maestro mayor de obra, explicó que la parte más lenta de la obra fue la mampostería en piedra. En una primera instancia se seleccionó las piedras para poner en las  paredes de 7 metros de altura. “Es un trabajo muy artesanal y de muchos años de experiencia” dijo, quien aclaró que la construcción lleva ya su tiempo, porque el flujo de fondos no fue el óptimo.

Te puede interesar