Centro de Desarrollo Infantil de Amaicha del Valle

2014 07 de julio Por
El Centro de Desarrollo Infantil de Amaicha del Valle, continúa con la adecuación de sus instalaciones para poder seguir trabajando con los 35 chicos de entre 45 días a 3 años. “Somos dentro de todo nuevos y de a poco vamos articulando con otras instituciones” dijo su directora, Mónica Quiroga.
El Centro de Desarrollo Infantil de Amaicha del Valle, continúa con la adecuación de sus instalaciones para poder seguir trabajando con los 35 chicos de entre 45 días a 3 años. “Somos dentro de todo nuevos y de a poco vamos articulando con otras instituciones” dijo su directora, Mónica Quiroga. “Había una demanda de los padres para salir a trabajar y no tenía quién cuidara a sus hijos. Es parte de una necesidad básica de muchos padres que no podían pagar un jardín.” Comentó la directora, quien dijo que el CDI está conformado por un equipo de profesionales integrado por Trabajadoras Sociales, Psicólogas y Docentes. El antecedente de este CDI, fue un jardín maternal que funcionaba con un grupo de docentes hasta el año el año pasado, quien se mantuvo durante los últimos 10 años. Lograron articular con la Secretaría de la Niñez y Adolescencia de la Nación, para una ayuda. “Es el único CDI en una comunidad indígena, en todo el país. Nosotros recibimos ayuda del Estado, desde Provincia y Nación, como el presupuesto para leche y el seguro escolar para los niños” sostuvo Quiroga. El objetivo del CDI, es que el niño tenga un desarrollo integral en todo donde los niños reciben alimentación, educación, estimulación y salud. “Cobramos del Programa Social de Empleo, que no es mucho pero cobramos. Nuestro trabajo es 90 % comunitario. Está pensado para colaborar con las personas más necesitadas , para papás sin trabajo, madres adolescentes, para darles apoyo y colaborar en el desarrollo del niño” agregó. Este espacio funciona con un solo turno de 08 a 12:30hs. con 16 profesionales, entre ellos una docente de nivel inicial, 4 de primaria y los demás son jóvenes de la comunidad. “Somos dentro de todo nuevos y de a poco vamos articulando con otras instituciones como el CAPS quienes controlan el peso de los chicos” argumentó. También comentó sobre los trabajos edilicios que están llevando adelante para poder trabajar con más comodidad. “Estamos con la construcción de un lugar físico. Actualmente trabajamos en las oficinas de la comunidad, pero pronto tendremos la nuestra” dijo. El mismo está ubicado dentro del predio recuperado de la actual Comunidad Indígena. Asimismo comentó sobre el trabajo para cambiar concepciones establecida en la comunidad. “Todavía estamos en una comunidad donde el pensamiento es un poco cerrado, donde la familia tiene la mentalidad de que las cosas quedan en casa donde los de afuera no intervienen. A las madres les cuesta despegarse de los niños hasta los 4 años. Les cuesta depositar la confianza en otros. Nosotros tenemos capacitaciones de Nación y de UNICEF. Es un desafío cambiar la mentalidad de la comunidad, de que el niño no es un objeto sino un sujeto de derecho”, concluyó.

Te puede interesar