¿Vandalismo o chicanas políticas?

2013 16/10/2013
Una vez más personas desconocidas atentaron contra obras en la vía pública. Esta vez rompieron más de 15 luminarias en el Acceso Norte y deja la amarga sensación de la indiferencia por el otro, el daño al erario público que no es otra cosa más que el daño a toda la comunidad y la tristeza de ver que hay personas que usan la escasa inteligencia que tienen, en dañar, en lugar de dedicarse a trabajar, o educarse, pues se ve que eso les falta y mucho.
Una vez más personas desconocidas atentaron contra obras en la vía pública. Esta vez rompieron más de 15 luminarias en el Acceso Norte y deja la amarga sensación de la indiferencia por el otro, el daño al erario público que no es otra cosa más que el daño a toda la comunidad y la tristeza de ver que hay personas que usan la escasa inteligencia que tienen, en dañar, en lugar de dedicarse a trabajar, o educarse, pues se ve que eso les falta y mucho. Lo que se logró con el aporte de todos y una de las obras más significativas en el acceso a la ciudad, nuevamente sufrió el vandalismo. Se trata de la iluminación de la platabanda que posee una iluminación de alta calidad, más que necesaria principalmente para las familias que viven en los barrios de la nueva población en el sector norte. Desde el final de la calle 1ro de Mayo dirigiéndose al puente pasando el Monumento a la Pachamama y hasta aproximadamente 100 Mts. antes del control caminero o policial, personas irrespetuosas con la comunidad, por maldad o diversión rompieron más de 15 focos que iluminan el ingreso. La pregunta de muchos es ¿Por qué lo hicieron?, ¿Quién fue? ¿A qué hora? ¿Lo hizo solo por estupidez o fue una chicana política en tiempos electoralistas? Lo cierto es que nadie vio nada, y nadie sabe responder. Cuando la carencia de los servicios afecta a una persona o un barrio es muy probable que todos nos enteremos y las críticas sean multiplicadas, pero cuando se logra algo, desde pequeñeces hasta grandes obras, hay quienes no las cuidan. Romper estas lámparas, un día en el sector final de la calle Avenida 1ro de Mayo y otro desde la dirección del B° Los Algarrobos hasta cerca del control policial requiere de varios minutos u horas por la distancia del desplazo y la altura que se hallan los aparatos ya sea usando la metodología pedrada u hondazo, no obstante a ello nadie vio nada, la policía tampoco sabe, ni se radicó la denuncia por indignación del caso como varios ya sucedidos. Esto llama la atención porque no es la primera vez que pasa, sino que ya existen antecedentes similares cuando en ocasiones reiteradas se destrozó maliciosamente el Camping de La Costanera y otros espacios públicos. No es la excepción, en los lugares más céntricos, los daños como al mini espacio autóctono con cardones y pircas de lajas en el B° Santa Rosa también parece destruirse de a poco y las piedras con el tiempo van desapareciendo, un caso similar se percibe en uno de los emblemas que más identifican a Santa María como es el monumento a la Pachamama y toda la estructura que la rodea. Lamentablemente, parece que comunitariamente no hay intención de cuidar. Los huecos por saqueo de piedras dejan un poco impresentable los diferentes sectores que contextualiza a la obra artística de ingreso a la ciudad que se ve cada vez más deteriorada. Como esto, hay varios sectores que son destrozados de a poco sin darnos cuenta, pero el tiempo los pone en evidencia, inclusive si observamos cuidadosamente el mismo Portal de Entrada con muy corto tiempo de inauguración ya presenta algunas falencias y faltante de piezas lajas en su construcción. Desde la Comisaría Departamental, se aseguró que el personal dispuesto en la zona no vio nada, pero se pide a la comunidad, que si tienen datos o vieron movimientos extraños, no duden en acercarse a la comisaría para informar, pues el cuidado de la ciudad nos corresponde a todos.

Te puede interesar